Idioma:

Análisis

En Conservación Estratégica (CSF) ayudamos a los conservacionistas locales a utilizar herramientas económicas para que encuentren soluciones inteligentes y eficientes a los problemas ambientales más urgentes. Desde la creación de CSF en 1998, hemos llevado a cabo numerosos proyectos de análisis en bosques, ríos y ambientes costeros. La mayor parte de nuestro trabajo se ha concentrado en los trópicos, donde los niveles de diversidad biológica son extraordinariamente altos. Para maximizar el alcance y la calidad de nuestro trabajo, incluimos en todos nuestros proyectos a expertos y organizaciones que se destacan en el campo de la conservación.

Represas y carreteras en la cuenca del Madeira

En este análisis evaluamos el efecto de los proyectos de energía e infraestructura vial del río Madeira en la expansión del cultivo de soya en la Amazonía brasilera y boliviana. Los impactos más importantes que se pronosticaron son resultado de la construcción de carreteras nuevas, si bien las inversiones en el sector de la navegación aumentarían también su cultivo. Mucha del área pronosticada para nuevos cultivos de soya comprende actualmente bosques y sabanas naturales que incluyen partes oficialmente protegidas aunque en los hechos su protección sea endeble.
La precariedad de las redes viales al igual que la presencia de barreras naturales mantienen a la región del Alto Madeira geográfica y económicamente aislada hasta hoy, factores que además contribuyen a la baja densidad demográfica, especialmente en los departamentos del Beni y Pando en Bolivia. Algunas de las estrategias de desarrollo para esta zona, donde convergen Bolivia, Brasil y Perú, plantean el acceso a los océanos Atlántico y Pacífico por vía fluvial o mediante la construcción y pavimentación de carreteras.

En la actualidad existen varios proyectos de energía e infraestructura vial cuyo objetivo es promover la integración física de la Amazonía boliviana, brasilera y peruana. El megaproyecto hidroeléctrico y de navegación del río Madeira incluye la construcción de dos centrales hidroeléctricas: Jirau y Santo Antonio en el Brasil; una tercera central hidroeléctrica entre Abuña (Brasil) y Guayaramerín (Bolivia); y probablemente una cuarta central en Cachuela Esperanza sobre el río Beni en Bolivia. Este proyecto también incluye la construcción de esclusas y líneas de transmisión de energía eléctrica. Según afirman los promotores de este proyecto, estas inversiones generarían energía a precios competitivos y facilitarían la navegación en más de 4.000 km de cursos de agua hoy obstruidos por la presencia de cascadas y rápidos en el Alto Madeira. Otro proyecto de infraestructura vial previsto para la zona trifronteriza de Bolivia, Brasil y Perú es la pavimentación del Corredor Norte que conecta a La Paz, Guayaramerín y Cobija en Bolivia.

El presente estudio pronostica cambios potenciales del uso de la tierra por la expansión de la soya en Bolivia, Brasil y Perú, que podrían ocurrir como resultado de la ejecución de los proyectos de energía e infraestructura vial del Madeira. Para evaluar el efecto de los megaproyectos de infraestructura en los costos de transporte de soya hemos simulado: (1) la construcción de las centrales de energía hidroeléctrica de Jirau y Santo Antonio (Brasil), la de Abuña-Guayaramerín (Brasil-Bolivia) y la de Cachuela Esperanza (Bolivia); y (2) la pavimentación del Corredor Norte (Bolivia), el del Corredor Cuiabá-Santarém (Brasil) y el de la carretera transoceánica (Brasil-Perú). Las simulaciones se basan en 12 escenarios de infraestructura alternativos.

Utilizamos un modelo interdisciplinario para estimar el rendimiento de la soya en función del clima, los suelos y variables económicas. Luego usamos pronósticos de rendimiento de la soya para estimar la distribución espacial de las utilidades de este cultivo. Consideramos el efecto de nuevos proyectos de energía e infraestructura vial estimando el costo de despacho de la soya al puerto de exportación más cercano para cada escenario propuesto con técnicas de análisis espacial. Estos métodos nos permitieron evaluar variaciones espaciales en la viabilidad económica de la producción de soya y en qué grado las futuras inversiones binacionales de infraestructura pueden influir la expansión de los cultivos.