Idioma:

Análisis

En Conservación Estratégica (CSF) ayudamos a los conservacionistas locales a utilizar herramientas económicas para que encuentren soluciones inteligentes y eficientes a los problemas ambientales más urgentes. Desde la creación de CSF en 1998, hemos llevado a cabo numerosos proyectos de análisis en bosques, ríos y ambientes costeros. La mayor parte de nuestro trabajo se ha concentrado en los trópicos, donde los niveles de diversidad biológica son extraordinariamente altos. Para maximizar el alcance y la calidad de nuestro trabajo, incluimos en todos nuestros proyectos a expertos y organizaciones que se destacan en el campo de la conservación.

Beneficios económicos del Parque Nacional Madidi

La cuestión de si las áreas naturales protegidas restringen o posibilitan el desarrollo es objeto de mucha discusión. En este estudio evaluamos los beneficios económicos locales que genera el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Madidi, una de las áreas protegidas más extensas de Bolivia así como una de las más importantes en el mundo para la conservación de la biodiversidad. Hemos aplicado anteriormente este método de análisis para áreas protegidas de la Amazonía cerca de Manaus, Brasil.

Si bien mucha de la población local considera esta área protegida como un impedimento para el desarrollo económico, el Madidi está lejos de ser una isla aislada de la actividad económica. Con frecuencia en este tipo de discusiones se pasa por alto el impacto económico práctico que el área protegida tiene en la región. Examinamos este impacto en el caso del Madidi mediante la cuantificación de nuevas actividades económicas directamente relacionadas con el parque y analizamos estas cifras en función de las posibles restricciones que su presencia provoca en la actividad económica.

Los dos aportes más importantes a la economía regional derivaron de los ingresos del turismo y de la adquisición directa de bienes y servicios en el norte de La Paz por actividades relacionadas con la implementación y el manejo del área protegida. Entre los dos generan anualmente más de 2,5 millones de dólares en recursos que benefician la economía local de diversas maneras. También cabe señalar que más del 97% de estos ingresos proviene de fuentes fuera de Bolivia. Sin la existencia del parque, estos recursos probablemente no ingresarían a la región y algunos no ingresarían a Bolivia. En otras palabras, los turistas extranjeros, gobiernos y agencias internacionales elegirían invertir su dinero en otros lugares.

Sin embargo, estas cifras representan una subvaloración considerable respecto del valor que tiene el Madidi como área protegida. En su estado protegido, el área también permite la explotación de recursos como la pesca, la caza, materiales de construcción y otros productos extractivos cuyo uso es compatible con los objetivos de conservación. Asimismo, si bien las inversiones internacionales son un indicador del valor global de conservación del parque, éste se subestima considerablemente debido a serias imperfecciones en el mercado mundial para estos bienes públicos.
Consideramos que las ganancias económicas del Madidi se obtienen a un mínimo costo de oportunidad local. Gran parte de las maderas preciosas de la región se extrajeron antes o poco después de la creación del área protegida. Además, las condiciones geográficas del área limitan las posibilidades para la agricultura rentable y, por otra parte, el plan de manejo del Madidi permite llevar adelante una variedad de actividades económicas a través de su propuesta de zonificación.

En síntesis, el Madidi protege una parte importante del patrimonio natural de Bolivia, a la vez que estimula la actividad económica regional al canalizar la apreciación internacional que recibe el área hacia empresas locales.